Habilidades de Presentación – 6 errores de principiante

Uno no nace con las habilidades más desarrolladas de presentación, las habilidades de presentación van mejorando a través de la práctica como cualquier otra habilidad. Personas que no son oradores profesionales y personas que no tratan de mejorar sus habilidades de presentación, a menudo cometen errores cuando hacen presentaciones, y puede que para ellos pase desapercibidos. Estos son los 6 errores más comunes que cometen los principiantes cuando hacen presentaciones.

 1. Habilidades de Presentación – gestos, movimientos y expresiones faciales 

Su gesticulación es mínima o muy pobre. La mayoría de los presentadores principiantes tienen miedo de tomar demasiado espacio. El movimiento en el espacio y el buen uso de las manos le dan un gran dinamismo a la presentación. Sin embargo, el exceso de gesticulación puede distraer a su público y puede llegar a dispersarlo. El público desea que el que está presentado sea natural y no un robot. Por lo tanto, es importante mostrar las emociones en su rostro, poder reír y mantener sus expresiones faciales y sobre todo que sea congruente con lo que está diciendo.

 2. Habilidades de presentación – Hablar

La energía con la que está hablando es baja. Este problema no ocurre sólo a los principiantes. Un gran número de oradores públicos no ponen  suficiente atención en la energía que le inyectan cuando están presentado. Por lo que la presentación va a parecer aburrida y sin entusiasmo. Es necesario poner una buena dosis de energía cuando se hace una presentación, porque de esa manera se ganará la confianza del público y su atención. Además, no hable demasiado rápido, disminuya su velocidad! Haga una pausa!. Su principal arma es la palabra.

 3. Habilidades de presentación – Preparación y práctica

Usted no se preparó ni practico lo suficiente. Los principiantes no saben cómo preparase para realizar una presentación,  mientras que los oradores profesionales y con experiencia  van a preparase en el mismo espacio donde vayan a hacer su presentación y así de esta manera ganan confianza y confidencia para responder cualquier pregunta que el público pueda hacer durante la presentación oficial. Practicar su presentación previamente es uno de los factores clave para lograr un resultado exitoso. Presentadores con experiencia presentarán, a manera de práctica, su trabajo armoniosamente frente a amigos, familiares o compañeros de trabajo. De esta manera usted recordara su  presentación  y ganara confianza en sí mismo, aspecto que es muy importante para realizar una presentación.

 4. Habilidades de presentación – Originalidad

Tomando riesgos. Una gran cantidad de presentadores principiantes van a lo seguro durante la preparación y la presentación, y no quieren tomar el riesgo de incluir algo original en la presentación. Si no pone algo interesante en la presentación, no atraerá la atención de la audiencia. Intente presentar algo inesperado y así tratar de atraer la atención de la audiencia.

 5. Habilidades de presentación – Tiempo

Presentar información en exceso. Un gran número de principiantes se siente obligado a presentar todo el material que ha preparado para la presentación, incluso si esto significa que va a exceder demasiado el tiempo inicialmente planificado. Por lo tanto, es necesario practicar previamente la presentación y determinar el tiempo requerido para dicha presentación y, finalmente, dejar de un lado algunos de los materiales de la presentación para no exceder el tiempo.

 6. Habilidades de presentación – Contacto visual

Usted se concentra en una parte de la audiencia. Logre contacto visual constante con la gente en la audiencia. Sin embargo, no sólo se debe mirar a una parte de la audiencia, sino más bien la atención debe ser distribuida a todas partes de la habitación. Se sabe que la “regla de los tres segundos” en virtud del cual el orador debe mantener contacto visual directo con una persona de la audiencia durante  tres segundos y luego debe pasar a un contacto visual sobre el resto de la audiencia antes de volver a detenerse en otra persona por otros tres segundos.  Observando sólo una parte de la audiencia en todo momento podría despertar sentimiento de abandono en la otra parte de la audiencia, y por lo contrario, saltando de una persona a otra con demasiada frecuencia puede ser visto como volatilidad.

Leave a Comment

Your email address will not be published.